Cita con el debate: Temporada de "Lecturas ágiles".

14 de enero de 2015



Hoy digo ya no más, me planto ante el hecho de que el blog se vea obligado a sobrevivir a base de reseñas pendientes, me paro ante todos para decir que ya no voy a aplazar una de las tantas cosas que quiero hacer: crear nuevas secciones.
Para eso, hoy se abre algo que ya estaba haciendo falta por estos lares, y también mi pequeño cerebro lo iba necesitando para satisfacer sus necesidades de desahogo. Así pues, veamos de qué se trata.


Debatiendo es una sección del blog para hablar de cualquier cosa, pero principalmente de libros, editoriales, dilemas lectores o cualquier tema por el estilo que se me pase por la cabeza. Un espacio para hablar e intercambiar ideas. (Frase cliché de cualquier blog o sección de cualquier blog de cualquier lugar del mundo)


Por ser la primera entrada de esta sección, quise abrirlo con algo que se ajuste a la temporada. Al principio quería titular a este post como: verano. Temporada de lecturas ágiles. Pero recordé que muchos de los que siguen al blog están en invierno mientras yo me siento un pollo asado muy próximo al sol.
En fin, lo cierto es que más de una vez leí por ahí que tachaban a un libro “perfecto para leer en verano”, y poco después soltaban algo como “es un libro muy fresco, con una prosa sencilla, se lee en un santiamén”. Yo también utilizo la frase de es una lectura fresca pero no por eso sólo voy a leer ese libro en verano. ¿Qué? ¿Acaso leer una lectura “fresca” en invierno me dará más frío? *risas grabadas*. Lo que trato de decir es que muchos hablan de que entre ir de vacaciones, salir, dormir tarde, ver más series y películas que de costumbre y comer más, leer en grandes cantidades y, por sobretodo, leer libros con un número de páginas medianamente inconmensurables se vuelve tarea difícil.
A raíz de esta afirmación mucho recomiendan libros que se leen con una mirada rápida para el verano, dando a entender así, que los libros con mucho zumo, como les diría yo, deberían dejarlo para el invierno, para la vuelta a la rutina en la época en donde el trabajo, los estudios y los horarios vuelven a acechar en nuestras vidas.
¿Y la falta de tiempo? Ella, muy campante siempre está de nuestro lado. Cuando estamos de vacaciones ella permanece ahí intacta, aunque un poco dormida quizás para que no notemos su presencia.

imagen de: www.culturamas.es
Creo yo que el verano es mi momento apropiado para leer mucho más y por sobretodo, para leer libros grandes… Qué digo grandes, obesos. El verano es ese tiempo en el que mi cuerpo se encuentra tumbado en la cama, el sofá o algún sillón más que nunca y es ahí donde me tomo el tiempo para leer esos libros que no leería en épocas de colegio con la excusa de “la falta de tiempo” (¿ven? Ella siempre aparece).
La cuestión es sencilla; si alguien me recomienda un libro ágil de leer, ligero, o cualquier sinónimo, muy amablemente me guardaría su recomendación para leerlo cuando más ocupada estoy, cuando menos tiempo tengo y cuando más ando de aquí para allá. Mientras tanto y en lo que dure el agobiante verano, me pongo las pilas y me leo todo tipo de libros sin distinción, sin apartar sólo a los escurridizos para leer más rápido sino que me los agarro a todos a manos llenas, dando una especial distinción a esos libros de 400 o 500 y pico de páginas porque su momento de lucirse para mí, ha llegado.

En verano prefiero experimentar con muchos libros que en tiempos de exámenes o clases no podría, ya sean clásicos o juveniles, basándome en el tipo de lenguaje o forma de escribir del autor (en caso de conocer otros libros de este), o también teniendo en cuenta su número de páginas, tema que trata, etc. Las vacaciones, el verano, me parecen un tiempo perfecto para experimentar con ciertos libros.


Pero todo esto señores, es simplemente mi humilde opinión. A partir de ahora se abre el debate y quisiera saber ¿prefieren las lecturas ágiles para el verano o son como yo, con el suficiente tiempo libre para salir, pasear, comer, ver muchas más series/películas que de costumbre y encima, leer libros pesados? 
Y por sobretodo, una pregunta que me gustaría que me respondan, ¿qué tipo de lecturas optan para el invierno o cuando la falta de tiempo se hace persistente?


6 comentarios :

  1. Hola^^
    Yo suelo dejar los libros gorditos ara verano, que es cuando tengo tiempo. Aunque también leo libros cortitos, depende del momento.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Felicidades por tu primera entrada en la sección y bueno que te digo, yo no tengo ningún orden para leerme los libros, yo funciono mas de esta manera: ganas, placer, tiempo y estrés= a lecturas de cualquier tipo. No se porque pero entre mas cosas tengo que hacer mas ganas me dan de leerme un libro re-choncho o corto....Yo entendía eso de lectura para el verano como un libro que se desarrolla en un contexto "veraniego".
    En fin, me ha gustado mucho tu debate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no tengo fechas especificas para nada, simplemente, al momento que veo un libro que me llama,y lo hace demasiado, no me importa el grosor, lo agarro y lo termino, así me lleve una semana entera.


    Genial la propuesta del debate.


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Es muy bueno tu planteo, sin embargo cuántas veces nos pasa que comenzamos una supernovela larguísima y nos enganchamos de tal forma que la terminamos en un par de días.
    Es que a veces lo de lectura ágil o liviana tiene mas que ver con lo accesible del argumento o la temática, quizás haya que verlo desde ese punto.
    Y si, con los calores del verano de este lado del mundo, a veces se complica. Pero hay tardes bajo la sombra y noches que se prestan para engancharse con una buena lectura.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Pues concuerdo contigo en este debate. Yo soy de las personas que guardan los libros gordos/obsesos/tochos para vacaciones. Debido al poco tiempo que dispongo y además, como en vacaciones me la paso en casa, pues no tengo que ir de un lado a otro con un libro tan grueso. Como que me da pena ir a la escuela y sacar un libro tan grande. Me da pena que vean que ando con un libro tan grueso. (El otro día fui a la escuela con un libro de 1500 páginas y me sentía rara. Total, terminé dejando el libro para vacaciones porque no pude por el tiempo).

    Muy bueno tu debate. Avísame cuando publiques otro. ;)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola!! la verdad es que tienes mucha razon!! deje muchos libros grandes y que sabia que me iban a gustar para las vacaciones!! aunque en plena clases tambie leo libros gordos pero luego me tardo muchisimo u.u y eso no me gusta jiji!! besos

    ResponderEliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.