Reseña | Vidas en tinta y papel | Miguel Jordán.

17 de septiembre de 2014

¡Hey, buen día! Hoy les presento la reseña de este libro, que tenía pensado terminar de leer en un abrir y cerrar de ojos, pero con todo el estrés de estas últimas semanas me vi obligada a abandonar muchísimo.
En fin, ayer por la noche me puse las pilas y por poco y amanezco leyendo el libro.


Título Original: Vidas en tinta y papel
Autor: Miguel Ángel Jordán.
Género: Juvenil
Número de páginas: 88
Formato: PDF
Origen: España
Editorial: Autopublicado



SINOPSIS:


Cada persona es un mundo. ¿Cuántas veces has escuchado esta frase o una similar? Y, sin embargo, no somos conscientes de esta realidad hasta que alguien nos muestra una parte de ese universo interior al que solo unos privilegiados tienen acceso.
Vidas en tinta y papel nos adentra en la vida de Marcos y Rocío, dos jóvenes que no son más especiales que los demás, ni menos únicos que tú y que yo. A través de sus diarios descubriremos todo un mundo de sueños, romance, ilusiones, desengaños, alegrías, dolor… Esa amalgama de sentimientos que bullen en el interior de cada persona y que solo unos pocos conocen



Opinión Personal:


La sinopsis ya nos deja saber una muy buena parte de lo que tratará la historia. Conoceremos a Marcos y Rocío, ambos de 16 años, que turnándose nos darán detalles de sus vidas y sus problemas adolescentes, que podrían no parecer grandiosas, pero que para ellos son cuestiones vitales. 

La mayor parte del libro está escrito desde el punto de vista de Rocío y Marcos, ellos empezarán cada uno por su parte a hacerse de un diario personal en el cual deciden plasmar lo que les suceden.
Pero después de unas páginas y algunas que otras palabras escritas, las vidas de los dos chicos se cruzarán y desde ese momento veremos un lazo de las historias, que seguirá así hasta el final con un romance tierno y mega inocente.

Nos encontramos ante un libro juvenil muy tierno y con toques de novela rosa de momentos. Si bien, la historia no se centra simplemente en el amor, sino también en las peripecias de los jóvenes chicos, a ellos le sucederán cosas y tendrán que pasar por momentos totalmente normales si lo vemos como simples espectadores, pero que si nos tocara vivir a nosotros lo mismo, quizás reaccionemos igual (o peor) que nuestros personajes.


Rocío, al principio era una chica muy objetiva y fuerte... Pero con cada cosa que le sucedía iba cayendo hasta llegar a convertirse en todo lo contrario. Tendrá que pasar por varias pruebas difíciles en la vida, como superar la muerte de su padre unos años antes y la fortaleza con que comienza en la historia contando como su madre, sus hermanos y ella lograron salir adelante.
Como dije, la chica va decayendo hasta entrar prácticamente en lo que yo considero una depresión. Al llegar a ser así, este personaje femenino me resultó bastante desagradable. En realidad, desde el primer momento no me llegaba a cuadrar la forma de pensar que tenía y cuanto más cambiaba su personalidad menos la soportaba... En fin, fue uno de los tantos personajes con quien mantuve una relación de amor/odio (típico de muchos lectores como yo, ejem)


Ahora hablemos de Marcos; él es el chico nuevo de la escuela, que se acaba de mudar a la ciudad y que conocerá a Rocio y sus amigos en el colegio.
Es un chico tierno, bastante tímido y muy cerrado con todo lo que refiere a las relaciones personales y con sus compañeros. Él mismo nos contará que todo esto se debe a las difíciles pruebas que, como a Rocío, le ha tocado afrontar, como la separación de sus padres y la mala relación que él mantiene con ambos.
A Marcos le ocurre todo lo contrario que a Rocío; de ser un chico desagradable y complicado de tratar, pasará a ser sociable, estar feliz y ser mucho más abierto con todos los que le rodean. Así que con él me pasó diferente que con Rocío ya que lo comprendía muy bien y resultaba ser un personaje con el que te encariñas muy fácilmente.


La historia en su totalidad me pareció al principio bastante plana, porque no presenta grandes cambios, simplemente le ocurren cosas normales que terminan como normalmente deben terminar los aprietos y conflictos.

A esto debo agregar que, como es el segundo libro que leo que está narrado en forma de diario personal, me voy dando cuenta que este tipo de narración no termina siendo del todo agradable para mí y disfruté mucho más que el libro cuente con partes al principio, o al final del capítulo una parte en donde el narrador era excluyente.

Con el correr de las páginas, el libro va adquiriendo forma y ya en las últimas páginas, nos vemos frente a una historia tierna, agradable y entretenida.
Se trata de una lectura muy breve, que a lo sumo nos llevaría un día y medio terminar, pero como al principio no lograba atraer mucho la atención, yo lo arrastré tras mío durante bastantes días más de lo que tenía previsto.

Es una lástima que este libro no haya alcanzado con las espectativas que tenía para con ella, pero debo destacar que el final... EL FINAL ... Bueno, allí me terminó gustando muchísimo y me hizo acabar de leerlo con una sonrisa en los labios en plena madrugada (sí, lo acabé de leer hoy a las 02:50). Así que el final es bastante cerrado, aunque de buenas a primeras parezca que todo va acabar sin más ni más, no es así, la última página nos da una sorpresa agradable.


En síntesis; Vidas en tinta y papel no es un libro extraordinario y magnífico, con una trama super interesante, pero que resulta tierna y que pienso que, si lo hubiera leído cuando era más pequeña (y cuando todavía usaba un diario personal), me habría gustado sin dudar.
Una lectura tierna, ágil y entretenida para los jóvenes que quieran hacer pasar una tarde de aburrimiento.


3/5
Este libro es como un panda; ni todo oscuro ni todo blanco.

Frases interesantes:

Tiene la mirada más triste que recuerdo haber visto nunca. No pone cara de pena ni parece que esté a punto de echarse a llorar. Pero si le miras a los ojos te das cuenta de que no hay el menor rastro de alegría en ellos. Me pregunto qué le habrá pasado. Sea lo que sea, debe de ocupar su mente casi por completo porque, cada vez que alguien le habla, parece como si le costara regresar a la realidad para prestar atención a lo que se le dice.
¿Realmente quiero saber cómo soy y enfrentarme a mí mismo? No estoy muy seguro. ¿Y si no me gusta lo que descubro? 
Yo no necesito un cambio de aires sino un cambio de universo.  
Ni siquiera tenía ganas de leer, y eso es grave en mí. Los libros son mi único refugio. Me encanta perderme entre sus páginas y olvidar todo lo que me rodea. Soñar despierto, vivir otras vidas... Dejar de ser yo.




¿Lo leerían? ¿Gustan de las las historias narradas en forma de diario personal?
Cuéntenme en los comentario.
Nos estaremos leyendo ^^

6 comentarios :

  1. Hola ^^ Pues la verdad es que la sinopsis me llama la atencion y la portada me gusta mucho. Me lo apunto para futuras lecturas.
    Un beso ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bien! Ojalá tengas la oportunidad de leerlo muy pronto. Sí, la portada es preciosa como muchos libros del mismo autor.
      Saludos <3

      Eliminar
  2. ¡Hola! Por la forma en que está narrado el libro me recuerda a Eleanor & Park. De todas formas se ve interesante y si se llega a dar la oportunidad lo leería.
    Saludos :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi, te entiendo porque de momentos a mí también me recordó a E&P. Un abrazo enorme :)

      Eliminar
  3. Normalmente los libros narrados en forma de "diario" no me gustan mucho, pero la trama en si parece interesante y por muy lineal o ágil que sea su lectura sí que me atrevería a darle una oportunidad, promete ser una lectura que merece la pena.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gustan demasiado, quizás por eso me tardé mucho en leer este, pero como dije, puede hacerse un buen libro para pasar un día entero tirado en la cama leyéndolo ;)
      Abrazos <3

      Eliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.