Reseña | Corazón de mariposa | Andrea Tomé.

11 de diciembre de 2014

Ficha técnica


Título Original: Corazón de Mariposa.

Autora: Andrea Tomé.

Número de páginas: 268

Editorial: Plataforma Neo.

Año de publicación: 2014


Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar de amantes del rock.

Ambos están solos, aislados del mundo...

Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja, rodeada de un charco de sangre. Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre de anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente... Hasta entonces. Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose.



Opinión Personal

Ver la sinopsis de este libro resulta hermoso para mí hasta ahora; se nos presenta contándonos mucho y nada a la vez y eso hace que la curiosidad sea aún más grande, o al menos eso era lo que sentía yo antes de leerlo.

Victoria es una joven de 21 años aproximadamente que sufre de anorexia y ha sido varias veces internada para que la curen, pero sin resultados demasiado favorables. Su enfermedad se presenta como un círculo vicioso tan común entre las enfermedades de este tipo; ingresa a clínicas, se miente a ella misma y a los demás al decir que ya está mejor, consigue el alta médica y vuelve a sus estrictas dietas.
Pero este problema se ha acumulado con otros esta última vez; Victoria ha terminado con su novio, las peleas con su hermana se vuelven aún más insoportables y se encuentra en un cuadro depresivo que la lleva a sus -ya acostumbradas- autolesiones. Sin percatarse de lo que está haciendo, esta vez va un poco más lejos de lo normal, llega casi a la muerte.

Kenji es el chico que la saca del baño y la lleva al hospital. Desde ese "accidente" no se vuelven a ver porque ella es reingresada a una clínica para personas con trastornos alimenticios. Hasta que se encuentran, y poco a poco el lazo que los une se va haciendo más poderoso.

El libro está narrado desde la perspectiva de Victoria y se entrelaza con sus pensamientos y a la vez con lo que sucede en su rutina y su constante lucha contra los alimentos. Creo que resulta obvio decir que este es un libro en donde el dramatismo es la estrella principal.
Posee una narración agridulce, llamativa, pero que caracteriza a la mayoría de los libros que tocan el tema de la depresión y los problemas alimenticios. Por sobretodo, quería destacar que me gustó el realismo con el cual se muestra todo, ya que la propia escritora ha sufrido de anorexia y hasta hoy día lucha contra la enfermedad. Me parece importante que se sepa del tema y más aún cuando es tan delicado y muchas veces las personas no lo comprenden y juzgan sin saber; así que, que mejor que alguien que vivió esto en su propia piel para hacernos llegar lo que se siente vivir con todos esos pensamientos.

Es difícil llegar a empatizar con Victoria, y su actitud negativa, si bien es entendible, resulta tediosa y muy repetitiva. Siempre la leemos cargada de negativismo. Me gustaba mucho más cuando dejaba el miedo de lado aunque sea por tan sólo unos instantes, y vivía la vida sin pensar tanto en sus defectos ni en lo "asquerosa que se vé". El auto-desprecio está casi siempre presente en ella, más no es así con los demás personajes; ella no sufre maltratos por parte de su hermana, ni de su mamá, ni de nadie y aún así ella aborrece la compañía de todos estos.
Incluso la podría catalogar a ella como muy inmadura. Me costaba asimilar que no estaba leyendo a una niña de 14 o 15 años, sino a alguien aún mayor. 

Como en la mayoría de los casos, el personaje masculino me cayó mucho mejor. Kenji es reservado en cuanto a sus problemas, pero siempre se muestra agradable e incluso te llegas a reír cuando él se encuentra hablando. Sus problemas no son un impedimento para él y para que se muestre con una actitud positiva, aunque sí que los tiene y pueden llegar a ser mucho peor de lo que imaginamos.


No sé si llamar romance a lo que sucede entre ellos, porque hasta el último momento me costaba aceptar eso. Ni siquiera ellos lo toman como una relación en donde existen sentimientos fuertes hasta ciertos momentos donde esto es imposible de desviar.

Como soy muy masoquista y me gusta ver sufrimiento ¡gore! ah no, mentira, las situaciones en donde el mundo de ambos parecía derrumbarse me parecieron los mejores. Allí se notaba el drama que yo estaba esperando del libro y allí era donde más enganchada me mantenía. Me generaba mucha curiosidad saber como lograrían salir del pozo en donde se rodeaban de problemas, miedos e incertidumbres.
Dichas situaciones llegan de golpe en el libro y sorprenden al lector, pero desde mi punto de vista se vuelven fáciles de asimilar después de unas cuantas páginas.

No sé exactamente qué esperaba de este libro, pero lo que encontré no me ha convencido del todo. Aunque no la empecé con muchas expectativas, siempre estaba sintiendo que le faltaba más y que incluso ni el propio libro seguía un rumbo fijo puesto que no sabes si trata de drama, porque no hay mucho drama, ni de amor, porque definitivamente no tiene mucho amor. Me perdía varias veces sobre lo que en realidad trataba de hacerme llegar la escritora y aunque sí, me sacó varias sonrisas la tierna complicidad y la relación de Kenji y Victoria y me gustaban las escenas con mucha incertidumbre, sentí que le faltó un plus más potente y que le sobró el melodrama de la protagonista.

El final me gustó, es muy cerrado pero me pareció realista y al menos más llevadero. No me sorprendió lo sucedido hasta allí, pero tampoco era de esperarse, porque como dije varios párrafos antes, no se sabía a donde se quería llevar a la historia y esto persistió hasta el final.

Corazón de Mariposa si bien es un libro que toca con mucha propiedad y realismo lo que son las autolesiones y la anorexia, pudo haber sido mucho mejor y no lo logró. Un libro que nos deja fríos después de leerlo y cuya estructura no me gustó.
Si tuviera que elegir, este libro no sería precisamente mi preferido en el género juvenil (género juvenil, lo estás arruinando todo nuevamente).

2/5
Pandas decepcionados al punto máximo en el que no quieren ni aparecerse por aquí.

¿Conocían el libro? ¿Lo leerían?

6 comentarios :

  1. ¡Hola! No había leído nada sobre este libro. La sinopsis parece muy atrapante, pero tu reseña y puntaje no dicen del todo lo mismo. Cuando tocan estos temas tienen que hacer un final y una narración a la altura, no?
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, igual y creo que el final no fue tan malo comparando con todo lo demás. Con sólo verlo de reojo capaz y te pasa lo mismo que a mí, que te vuelves loca por leer el libro. Pero las ganas van decayendo poco a poco y la historia no tiene pies ni cabezas.
      Es triste porque pensé que disfrutaría más del libro :/

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    A mi también me decepcionó... Aunque le puse un 3'5/5 ;)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tenía pensado, apenas terminé de leerlo, que le pondría también 3'5 pero conforme se me fue pasando el tiempo (lo leía hace varias semanas) encontré varias cosas más que no me gustaban en él.
      Besos

      Eliminar
  3. Me esperaba más con la sinopsis que tiene, pero después de leer tu reseña, me rajo ^^
    Ya tengo demasiado drama en mi vida.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que eso ha sucedido con la mayoría, Marta. Es una pena.
      Jajajaa, verdad que sí? No necesitamos tanta tragedia sin razón.
      Un saludo

      Eliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.