Cuando los gustos se disgustan (El caso del café y los libros)

28 de mayo de 2014

Muchos tenemos gustos que cambian, se modifican o simplemente hacen lugar para otros gustos entre ellos.

En síntesis, cada uno de nosotros tenemos gustos que no son compatibles entre ellos, por ejemplo en el caso de una persona que gusta de escuchar música mientras viaja pero también le gusta charlar durante el viaje... En mi caso es algo parecido; me gusta el café y la lectura al mismo tiempo, pero como dice una frase que escuché hace mucho tiempo; "juntos pero no revueltos" así es como me gustan ambas cosas.

El caso es que el día en que compré uno de mis últimos libros me decidí a tomarme un café, para disfrutar de esos pequeños placeres que me ofrecía la vida, pero al juntar el libro con el recipiente de café ¡ocurre lo peor! Y ustedes ya sabrán que pasó con las hojas del libro.

Manchas de café por aquí y por allá, olor de imprenta reciente mezclado con pequeños aromas de café esparcidos por la bolsa que contenía a ambos... Hojas que iban adquiriendo una forma diferente y la contraportada del libro mostrándome su peor cara era el espectáculo que se empezaba a formar sin que me hubiera dado cuenta hasta llegar a mi casa y sacar todo de la bolsa.

¿Qué hacer? Nada más que esperar que la naturaleza haga lo suyo y junto con claridad, un poquito de tenue sol subsane al menos un mínimo porcentaje del daño al libro. Y sí, por suerte funcionó.

Hoy día tengo el libro terminado, lo disfruté en todo sentido e incluso en sus últimas páginas (las más afectadas) aunque fue un poco raro palpar hojas ondeadas por el efecto del café, me permiti disfrutar de un festival de aromas de cafés y libros nuevos...

Café y libros, agua y aceite, lluvia y veraneo; se llevan tan mal como yo con los malos libros.

Se gustan de lejitos y se disgustan cuando se mezclan demasiado entre ellos... Pero como a mi ni los libros ni las tazas de café me disgustan decidí mezclar ambos en un mismo post... Pero ojo; juntos, pero no revueltos.

2 comentarios :

  1. Ya es mala suerte eh! para una vez que lo mezclas jajaja tengo que decir que yo tambien me encanta comer y tomar un vaso de leche o chocolate cuando leo y me da mucho miedo porque soy muy patosilla jajjaa.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja sí, yo también soy bastante (muuy) descuidada, en un desliz hago cada desastre!

      Eliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.