Reseña | Lovebook. El amor en los tiempos del facebook | Simona Sparaco

19 de mayo de 2014

Hoy les traigo una reseña de un libro que no me costó para nada seguir y terminar de leer. Un libro simple, actualizado, aunque un tanto cliché, pero que se enfoca en una situación que le pudo haber pasado a cualquiera que viva en esta generación del internet y principalmente, del facebook.

Datos Técnicos:



Título Original:

Autora: Simona Sparaco.

Editorial: Suma de letras

Número de paginas: 276

Año: 2010


Sinopsis:



Si has perdido a tu primer amor siempre podrás recuperarlo en Facebook...

La típica historia de amor de la infancia: Solidea es una niña de ocho años que se enamora de Edoardo, el chico guapo del colegio, unos cuantos años mayor que ella... Sin embargo, la diferencia de edad hace que este primer amor se desvanezca con el tiempo.
 
El típico fracaso amoroso: Han transcurrido quince años, y Solidea ya ha dejado atrás a la niña ingenua y enamoradiza. Una relación de nueve años ha acelerado el proceso. Ahora todo ha terminado y esta nueva experiencia ha hecho trizas su corazón.

El típico reencuentro: Éste último fracaso sentimental lleva a Solidea a acordarse de aquel irresistible adolescente de su niñez, Edoardo.

El cupido del siglo XXI: Facebook. Buscar:

E-D-O-A-R-D-O-M-A-G-N-I

Enter. Agregar como amigo. Empieza así una romántica aventura, una historia contada a dos voces, llena de golpes de escena imprevistos.

Simona Sparaco se ha inspirado en la red social más famosa del momento para contar una historia de amor de lo más contemporánea.


Reseña:



Solidea es una joven de 25 años que trabaja en la libreria-papeleria de la que son dueñas su tía y su madre. Pasa los días en la tienda junto con Matita, su simpática perrita.
La desventaja ahora más que nunca de trabajar allí es que cruzando la acera se encuentra Mundo Animal la tienda de animales de su ex novio Matteo, con quién ha terminado todo luego de nueve años, por culpa de la que ella llama "la chica del cardado" que él conoció cuando entró en la tienda buscando algún cachorro.
Así comienza Solidea su parte del relato, contando su insatisfacción por no haber aspirado a algo más en su vida, por limitarse a vender libros, papeles y cuadernos con su familia.

La historia transcurre en la bella Roma (Italia), aunque Solidea sólo busca salir corriendo rumbo a París, Francia, la ciudad del amor que nunca ha de visitar pero le tiene un amor enorme desde pequeña.

Luego de salir del trabajo monótono en la libreria-papeleria se prepara para una cena en cada de la abuela. Allí luego de la cena, en una mini-reunión con su prima Federica y su hermana Clotilde (ambas de 18 años) ah y por supuesto, la infaltable Matita las chicas le presentan algo que va dar pie a la historia; el simple y conocido Facebook, aunque para Solidea esa palabra y la función que cumple es totalmente desconocida hasta ahora.

Con ayuda de las chicas, se crea un perfil en la -ya tan conocida- red social, a fin de dejar el pozo de la vejez, por asi decirlo ;)
Esta red social es la misma que empieza dándole decepciones al encontrar allí el perfil de su ex, Matteo. El cual no sólo la ha dejado de un día para otro por una clienta cualquiera, sino que también no para de colgar fotos con ella, dejando totalmente enterrados los nueve años de relación con la inocente Solidea.

Pero no sólo esto es lo que Solidea encontrará de decepcionante en el mundo del Facebook, muchas cosas más harán que su primera impresión no sea tan buena, pero con el transcurrir de las semanas, Facebook de la mano del destino le traeran subidas y bajadas, todo eso desde que se vuelva a encontrar con ese viejo amor de infancia al que no se cansaba de admirar, saludar y sonreír en el colegio quince años atrás; Edoardo Magni.


Ahora vayamos a la vida de Edoardo, quién en la actualidad cuenta con 31 años de edad y trabaja en la empresa de vinos que tiene su familia desde hace muchísimo tiempos; el trabajo además de cualquier cosa que pueda generar, también le genera la decepcionante vida de su familia, sus padres que viven en un matrimonio infeliz, su padre sumido en su propio mundo, sin interés algúno ya por el rumbo de la empresa.
A pesar de todo esto, Edoardo tiene que soportar también a su novia; Claudia, una mujer despampanante, un tanto plástica (como lo definirá Solidea un poco más adelante), el típico prototipo de chica tan materialista como bella. Sale mucho con la madre de Edoardo y esto es ya uno de los muchos motivos de roce entre la pareja, porque Claudia sólo busca terminar pareciendose a su suegra.

Pero, ¿Cómo llega el ocupado Edoardo a sumarse a los habitantes de Facebook? No, el ya estaba sumido en la red social, pero no como todo el mundo, él era más sencillo, lo revisaba sólo cuando tenía asuntos de trabajo o algún mensaje de Claudia.

Es Andrea, su amigo de toda la vida y ex compañero en la escuela, quién le juega una broma con una foto suya y le reclama el hecho de que ni siquiera cuenta con una foto de perfil en el sitio web.

Desde esa pequeña broma y el recuerdo de aquella niña del colegio; esa que era mucho menor y que todo el mundo conocía por perseguir con la mirada a Edoardo, que era consciente de que estaba generando algo en los sentimientos de esa niña, desde allí se emprende esta aventura entre los dos, que casi no logra salir del Facebook con vida.

¿Quién envía la solicitud de amistad a quién? ¿Se conocerán? ¿Podrán verse las caras después de quince años? Esas son algunas de las preguntas que la novela genera cuando la empiezas a leer.


Opinión personal:



Es una novela cargada de todo, de muchos personajes constantes, como así también pasajeros pero que sin duda aportan su granito de arena para que esta historia sea capaz de funcionar.

El personaje de Solidea, aunque me parece acertado, en lo personal hay situaciones en la que no me agrada, me parece todavía demasiado infantil e inocente. Sí, está bien que ese sea el punto de referencia para el personaje, pero creo que la autora ya exagero un poco con ese toque de ternura. Me gusta más los toques repentinos de desenvolvimiento que Solidea va adquiriendo.
 
En cuanto a Edoardo me parece el personaje perfecto y realista, sumido en el trabajo, un tanto decepcionado por la familia y sobre todo ese carácter fuerte e inquebrantable de hombre, al que no le gustan las cursilerías, pero que se abre en cuanto conoce a Solidea.

En general me ha fascinado, el desenlace me ha satisfecho. Y más aún me ha gustado todo por el escenario de la historia.

También coincido con Solidea y su amor por París aunque nuca haya pisado suelo francés, creo que ese detalle sobre el gusto de ella genera todo lo más genial tanto a lo largo de la historia, como también en el desenlace.

Lo que me agrado también fue que la autora le dio el justo final a cada personaje secundario, no sólo se centró en los principales, ya que muchas veces también nos dan ganas de saber que pasó de la vida de algunos personajes secundarios o de todos ;)

Además vale acotar que es un libro que a mi me fue muy fácil de leer, lo terminé de leer 30 horas después de haber comenzado (un record), por lo que considero que es muy práctico y la lectura se hace muy liviana.
La historia es contada a dos voces, es decir, la historia contadas desde el punto de vista de Solidea y otro de Edoardo, en la que van intercalandose y así vamos conociendo a fondo las opiniones y sentimientos de cada momento que acontece en la historia.


Calificación:



4/5 - Si no le doy cinco libritos de calificación es sólo por orgullo :)

2 comentarios :

  1. que curioso jaja..
    Me lo apunto porque me llama mucho :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genera muchas ganas de leerla en verdad. Una opción divertida :D

      Eliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.