Raul Lemesoff y su arma de destrucción masiva.

11 de marzo de 2015

Fuente: lamanufacturera.com

En Argentina, el arma de de destrucción masiva del cual vengo a hablarles hoy, ha sido llevado a cabo hace ya algunos años, pero cobró una significativa importancia en medios de prensa en estos días después de que 7UP haya realizado un vídeo con motivo al Día mundial del libro, en donde este tanque de guerra también hace de las suyas, y no justamente para lo que ustedes pueden llegar a imaginarse (porque no, no anda por ahí matando gente que no lee ni nada por el estilo).



Este tanque de guerra que combate la ignorancia fue una idea de Raul Lemesoff, un artista plático argentino que recreó un Arma de Destrucción Masiva que sirve nada más y nada menos para combatir la ignorancia. ¿Cómo? Pues como a nosotros tanto nos gusta; repartiendo y aceptando donaciones de libros.
Raul recrea la viva imagen de un tanque de guerra con libros a los costados, pero que nació a partir de un Ford Falcón modelo 97 que perteneció a las Fuerzas Armadas Argentinas, y que ahora tiene la capacidad de almacenar nada más y nada menos que 900 libros.


Qué lindo ha de ser ir recorriendo por las calles de tu ciudad y encontrarte con uno de estos tipo, ¿no?
Aunque claro, a primera vista te parecerá una locura total, pero pronto te darás cuenta que lo único que busca este hombre es combatir a esa negación a la lectura, esa resistencia en la batalla del saber.
Lo más lindo de la noticia, es que ahora Lemesoff va recorriendo por las calles argentinas haciendo justamente esto, combatiendo la ignorancia de la mejor manera y convirtiendo en hecho eso de que "La mejor arma para la ignorancia son los libros".

El ADIM consta de dos partes: el armazón fijo elaborado con lomos de libros y una parte móvil compuesta por el acervo de donaciones provenientes de particulares, editoriales y diversas instituciones.
“El arma de instrucción masiva es una escultura que tiene la habilidad de regalar libros y aceptar donaciones a su paso”, explica Lemesoff, abriendo sus grandes y desorbitados ojos, dejando asomar un destello pícaro en su pupila azul.
Lo que habría dado yo para que este hombre se me cruce el año pasado cuando fui a Buenos Aires, ahora gracias a esta noticia, tengo ganas de volver de nuevo.

Y ustedes, ¿conocían a este hombre y su genial proyecto? ¿Cómo promueven la lectura en sus países o ciudades?
Nos estaremos leyendo.


Fuente de la noticia: www.semana.com y www.lamanufacturera.com

5 comentarios :

  1. ¡Hola! La verdad que no conocía la historia y la iniciativa me encantó.
    La verdad que me gusta hablar un montón de libros con mis amigos. Bah, mis amigos y gente con la que charlo diariamente. Me gusta recomendar y me gusta que me recomienden. Siempre que tengo la chance trato de aprovecharla al máximo. Creo que el blog lo hice por eso (entre otras cosas).

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola bebe!! nunca lo habia oido!! wow me ha encantado! besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Guau, que bonita iniciativa. Estas cosas tampoco se suelen ver por aquí. ¡Gracias por la información guapa!
    Besetes <3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me encanta >.< Ojalá hubiera algo así en mi ciudad, es genial, de verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. La verdad, suena muy interesante esa idea, pero aquí en México, se necesitaría una fortaleza andante como el Heracles de Alexei, ya que el 99% de las personas son "Sho solo leo Facebook, ¿cuenta eso?", y ni hablar del indice de lectura anual, esta entre 0 y 1.... *suspiro*, lo bueno que de vez en cuando incito a mis amigos a leerse un libro, y aunque sea buena arma contra la ignorancia no es suficiente, una ayuda sería destruir esa cajita magica llena de Reality Shows, concursos pedantes, etc., pero pues si todo fuera perfecto, muchas cosas, por no decir todas, no tendrían sentido.

    Adieu.

    ResponderEliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.