Cita con el debate: Autoayuda disfrazado de cordero.

27 de marzo de 2015


Una cita con el debate es una sección del blog para hablar de cualquier cosa, pero principalmente de libros, editoriales, dilemas lectores o cualquier tema por el estilo que se me pase por la cabeza. Un espacio para hablar e intercambiar ideas. (Frase cliché de cualquier blog o sección de cualquier blog de cualquier lugar del mundo)


Hay una larga lista de personas a las que les gusta leer y que a la vez, les gusta odiar los libros de autoayuda. Desconozco las razones que tienen. A mí no me importa lo que lea la gente que está a mi lado, pero en este caso, lo que sí me viene llamando la atención son los libros enmascarados de novelas comunes y corrientes, pero que no hace falta escarbar mucho para darse cuenta que tienen más de autoayuda que de ficción.

Estos son los libros de autoayuda disfrazados de cordero, de los que hablaremos y discutiremos brevemente hoy.

Ejercicio rápido para todos: ¿Qué piensan ustedes cuando leen "libros de autoayuda"?
Puede que adivine el pensamiento de varios si digo que piensan en Paulo Coelho, ¿no? Pues sí, porque ese también es el primer pensamiento que tengo yo, aunque últimamente ando sabiendo de muchos que utilizan su misma técnica para hacernos llegar mensajes de fortalecimiento a través de una historia que, aunque pinta de novela normal, termina desembocado en algo bastante extraño, haciendo que dudes de que el libro que empezaste sea el mismo que hayas terminado de leer.

Por mi parte, nunca he leído un libro que sea en verdad de autoayuda, pero como dije, tampoco me molesta que otros lo hagan. Lo que quizás me molesta un poco son estos libros que se quedan en un punto medio y confuso, en donde no son del todo novelas ni del todo libros de ayuda, de motivación, de autoestima, etc, etc.

Volvamos al caso Coelho; el único libro que leí completo de este hombre fue Verónika decide morir que tampoco es que me haya parecido fatal, o al menos no tan fatal como cuando leí Once minutos, que no me terminé por lo intragable que me parecía la historia. Otro libro suyo, cuyo tema que aborda desconozco es Manual del Guerrero de la luz, que con ese título ya sé que algo de motivación, "iluminación" o lo que sea motivador, voy a encontrar en él. El punto es que este pobre (o no tan pobre) hombre es la burla constante de muchos y el mejor escritor del mundo para otros. ¿Por qué? Por el disfraz de sus libros supongo, porque "sus libros tienen un trasfondo que te hace pensar" como escuché decir por ahí, y está claro que ese trasfondo es obviamente ese lado de satisfacción que nos da el de leer lo que queremos, que nos endulce algo dentro y nos haga ver la vida "con otros ojos".
Pero este no es el único hombre que utiliza este método en sus libros. Por lo visto la técnica vende bastante bien porque yo me encontré a otro hace poco... Se trata de Albert Espinosa.
En diciembre pasado me leí "Un mundo amarillo" y hasta creo que dije que no se trataba de un libro de autoayuda, aunque deje muchísimos mensajes con respecto a la felicidad, las relaciones y la postura que mantener frente a dificultades, en especial, frente a una enfermedad tan delicada como el cáncer.
Luego de leer este libro y curiosear, como siempre, con otros libros del mismo autor, caigo en cuenta de que sus libros también se mantienen en una línea bastante igual. En donde nos habla con palabras dulces de lo mismo, pero con distintos enfoques y claro, sin dejar de meter cualquier historia que tape un poco sus muchas ganas de hablarnos de lo hermosa que es la vida y cómo todos podemos afrontar los problemas.

Cuando escucho hablar de algunos libros de estos autores me echo bastante para atrás, pues como dije, no me gusta que le pongan una máscara a lo que hacen, lo que escriben. Es cierto que muchos libros tratan de dejar huellas o una enseñanza, algunas más en el fondo que otras, pero se nota la diferencia entre un libro que nos quiere hablar por ejemplo de la unión familiar y otras cosas más, entre otro que no se cansa de girar el eje solamente alrededor de temas como la pérdida, el amor por uno mismo y por los otros y todo eso de lo que tanto les gusta hablar.
Soy una persona que siempre, o en la mayoría de las veces, ando pidiendo que todo se mantenga en un punto medio, sin embargo, no me agrada la indecisión de este tipo de escritores. Si quieren escribir ficción, escriban ficción; al final su historia tendrá algo que decir por sí sola. Si por otro lado, lo que quieren es ayudar a los demás, ya sea por su experiencia o por el simple deseo de compartir, háganlo, pero no disfracen algo de lo que no es.

Pero claro, esta es sólo mi opinión. Es un tema que puede ser bastante extenso, así que ¿qué opinas? ¿Conoces otros autores con libros similares? ¿Estás a favor o en contra de este tipo de libros?
¡Nos estaremos leyendo! y por sobretodo, contestando a todas sus ideas  y opiniones :D

1 comentario :

  1. Suena interesante la plática sobre esa clase de libros, aquí en México si quieres de esos libros busca de Cuauhtémoc Sánchez, todas las casas que tengan libros, es al menos uno de ese autor y/o la biblia, obviamente. Sobre Coelho no se absolutamente nada, y a pesar de que la gente le tira muchas rosas, que pueda o no merecerlas, a mi no me interesa en absoluto, claro que los gustos son individuales y sueno algo arrogante pero es la cruel realidad y verdad, lo de pseudo-ayuda, bueno realmente creo que eso también ya es muy individual, ya que es la perspectiva de uno mismo lo que genera ese pensamiento de auto-reflexión que puede o no estar ligada a la catarsis (Si mi concepto es correcto, sino ignorar).

    Honestamente, jamás he leído un libro sobre auto ayuda, creo que los libros se hicieron para evadir la realidad sustancial sin excederse, a lo que me refiero es que, si haz tenido un día de ajetreo y necesitas de alguna manera olvidarte de eso momentáneamente, una solución sería leerse un libro, lo mismo ocurre con la música y en el caso de algunos (me incluyo) jugar algún videojuego, PERO jamás engranarse en eso (una disculpa, no soy libre de todo pecado). Pero ya leer un libro de auto ayuda seria como una especie de recordatorio que tienes ese problema, si existe, entonces solo te hace sentir que ahí estás divagando en la vida, reitero, si existe el problema sino no hallo algún sentido leer esos libros de nuez... O también esta la gente que simplemente le gustan esos libros, que la verdad ambos lados son buenos, el que más te guste.

    Y si, los autores obviamente tratan de dejarte marcado, para así autodenominarse trascendentes, ya sea con una historia exquisita o con un X sentimiento o Y descripción, etc., o claro creando tendencias, sean o no buenas, no agraviando obras actuales... tampoco sin ánimos de ofender, de alguna manera.

    Con esto me despido. saludos!

    ResponderEliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.