Reseña: Reasons to be happy, Katrina Kittle.

18 de marzo de 2015

Título: Razones para ser feliz.
Título Original: Reasons to be happy.
Autora: Katrina Kittle.
Número de páginas: 219
Formato: Digital (PDF)
Este libro no se encuentra traducido oficialmente al español.

Razones para ser feliz.
21. El ronroneo del gato vibrando a través de tu piel.
22. Saltar en un trampolín bajo la lluvia.
23. Masa de galleta cruda.
24. Abrazaste a ti misma toda asustada después de una película de terror.
25. Bailar como una idiota cuando nadie está mirando.

¿Qué pasó con la chica que escribió estas cosas? Echo de menos a esa chica. Ella solía ser atrevida y divertida. Ahora ella es una gran perdedora.
¿Cómo puede cambiar tanto y tan rápido?
Vamos a ver, podrías ser Hannah, hija de dos bellas personas famosas, mudarte a una nueva escuela, no tener verdaderos amigos, y tu mamá podría enfermar, y oh sí, tú podrías tener el secreto más embarazoso en el mundo.
Sí, eso es todo.
Por lo tanto, la verdadera pregunta es, ¿cómo puedo tener a esa chica de nuevo?

Observación: La opinión podría contener información considerada spoiler, que no voy a marcar ni señalar.

Razones para ser feliz es un libro que habla sobre Hannah, una chica de unos 12 o 13 años, que tiene una lista de las razones por las cuales ella es feliz. Pero más rápido de lo que podemos conocer a la niña, ésta sufre unos cuantos cambios en su vida personal como en su forma de ser. Tiene un secreto que (para mí) es más preocupante que embarazoso, además de que su madre empieza a enfermar (una enfermedad que es muy fácil de adivinar apenas se lee la sinopsis). Ella siente presión por ser hija de dos grandes actores de cine de Estados Unidos, y el hecho de cambiarse de escuela y encontrar allí a personas que la alaban sólo por lo que son sus padres y no por lo que ella es, tampoco ayuda mucho en su estado anímico, y poco a poco ella va cambiando llegando a un punto en donde no se reconoce a sí misma y deberá sacrificarse un poco por volver a ser la misma de antes y dejar de lado esa falsa forma de ser que ha desarrollado con el único fin de encajar.

Como dije entre los datos del libro, este no posee una traducción oficial en español y la que yo leí fue una encontrada en no sé qué foro. 
Aquí empezamos con los problemas.
Odié y aborrecí la traducción, que por cierto, es bastante para no decir muy mala... Pésima. ¿Por qué? Porque los verbos se encuentran traducidos pero MAL traducidos, mezclando el presente con el pasado. Esto hizo que mi lectura se ralentice bastante, es decir que por parte de la "edición y corrección" este libro tiene todo de negativo, por lo que mi recomendación es que si lo van a leer, lo hagan en inglés.

Por lo que el libro respecta en cuanto a contenido, tampoco fue de mi agrado. La parte más forzada para mí, desde el inicio hasta el final fue la enfermedad de Hannah, nuestra protagonista. Sí, ella es una chica que empezará a sufrir de bulimia (oh, sorpresa). Todo el problema con la bulimia y su cuerpo no logró convencerme de que lo que estaba leyendo fuera real ni en lo más mínimo.
Para ser sincera, hay bastantes cosas que resultaban poco creíbles, como algunas cosas que hacían los compañeros de Hannah, que según yo tenía entendido es apenas una niña que está entrando a la adolescencia (¿que un chico un poco mayor o de su edad tenga problemas con el alcohol? buh, no me lo tragué). Además que no aporta muchos datos sobre las edades o el tiempo que va pasando durante la historia, así que en su mayoría uno deberá ir leyéndolo a ciegas.
La pluma de Katrina tampoco es gran cosa, aunque en este aspecto bastante puede influir mi pequeño gran problema con la traducción, el libro en general se lee bastante rápido.
Está narrada en primera persona y debo decir que el hecho de descubrir que la protagonista nos cuenta su vida de tú a tú fue una sorpresa, que aunque me incomodó un poco, se hizo llevadero.

En el fondo, creo que este libro tenía lo suficiente como para ser bueno. El mensaje que intentaba transmitirnos era interesante, pero creo que la historia se trunca y no alcanza ese objetivo.

Hannah después de ir cayendo en picada logra darse cuenta de varias cosas que está haciendo mal en su vida, aunque creo que ya era consciente de eso, pero hacía oídos sordos. Odié su forma de ser, pues se mostraba insegura, falsa y muy egoísta, llegando al punto que no se preocupaba por nadie más que por ella misma y aunque se jactaba de una supuesta preocupación por todo lo que pasaba a su alrededor y en especial a las personas que ella quería, no demostraba esto con hechos. Eso sí, luego se convierte en un personaje que va creciendo, madurando, abriendo los ojos y por fin, se da cuenta de que el mundo no gira alrededor de ella.
Por parte de los demás personajes, no se aborda demasiado en ellos ni en sus personalidades, pero la única  que puedo rescatar fue la Tía Izzy, una mujer fuerte valiente y por sobretodo, muy directa. Ella fue el sostén de nuestra protagonista y la encargada de abrirle los ojos con sólo contar su propia historia de vida, aunque luego va perdiendo un poco de protagonismo. Leyendo la siguiente frase quizá puedan llegar a dimensionar el por qué me cayó tan bien:


-¡Cállate! -dije-. Basta, simplemente para. ¿Estás tratando de hacer que me odie a mí misma?
Tía Izzy me acarició el pelo.
-No cariño, no lo estoy. Creo que lo estás haciendo muy bien por tu cuenta.

Mi reacción.

Pero ya para terminar, puedo decir que lo único que podría resultar llamativo en este libro es el mensaje que nos deja al final sobre la lista de Hannah y sus razones para ser feliz. (¿Pensaron que les iba a decir de qué se trata? NOT).

En general, este es un libro en el que no encontré más que clichés; el deseo de una chica por encajar, sus problemas con la alimentación que son un resultado del deseo de formar parte de un grupo de chicas realmente tontas, las chicas realmente tontas que es otro cliché, el chico hermoso que no le da la hora a la protagonista y el que daría todo por ella. Una muerte, unas recaídas, un tocar fondo y un final feliz. En fin, una historia con todo eso que a la gente le gusta, pero a mi no.

Reasons to be happy es un libro con un mensaje de superación, un libro que nos habla de muchos aspectos de nuestra vida en donde predominan los problemas. Una historia poco creíble y -creo yo- que pudo haber sido mucho mejor que desemboca en un final que deja un buen sabor de boca, pero que no tiene grandes cambios.
Una lectura decepcionante, bastante plana que yo no recomiendo y que, después de un tiempo puedes olvidar.
2/5

¿Conocían este libro?
Nos estaremos leyendo.

3 comentarios :

  1. Me salvaste de leerlo,
    lo tenía anotado :P y he leído puras cosas malas últimamente xD
    Saludos n.n

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaa!
    No conocía el libro y me llamó la atención hasta que te leí jaja
    Gracias por la reseña.
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  3. ¡Guapa!
    Al final has acabado publicando tu antes la reseña que yo jajaja Soy todo un caso >.<
    La verdad es que a mi si que me gusto, no es un libro para tirar cohetes pero la forma en la que Hannah poco a poco va luchando contra sus enfermedad y se da cuenta de todas las cosas si que me gusto. En cambio odie las listas y el "romance" que hay al final e.e
    Besitos<3

    ResponderEliminar

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.